Artículo publicado en EL PAÍS del día 3 de agosto de 2011.